SU PIEL ES MORENA 

El hombre aquel en la banca apagó su cigarrillo y dejó un pedazo de papel algo arrugado, el escrito estaba incompleto:

No recuerdo la distancia de los años hasta estos días. 
Pero, sí, pienso en ella. 

Su piel es morena, lo sé, lo digo porque sé que aun vive. 

Pienso:

En como caminó hacia mi cuando le conocí.

En sus ojos color café. 

Los lunares en su barbilla. 

En sus manos con dedos alargados.

En sus hoyuelos de Venus.

En su voz y su música.

En su música con piano.

Su seño fruncido.

Su libertad y locura. 
Era espectador de cada una de sus emociones. 

De sus ideas y sabores.

Sus berrinches.

Su ternura y su 

Su carácter. 

Sus sueños y pasiones. 

Viajé en ella, con ella. 

En el <<si>> que dice <<no>>. Y en el <<no >>que dice <<sí>>. 

Era espectador y partícipe de estos… 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s