NOTA ELECTRÓNICA 002009 TEMA: SOLYA FUENTE: DESCONOCIDA AUTENTICIDAD: COMPROBADA

El plan de la ciudad era reconstruir rápidamente,  como si con la reconstrucción y remodelación se extinguieran los recuerdos; supongo que esa idea funciona, muchos quieren olvidarse de la IV Guerra.

La aparición de una oleada de Artistas y Arquitectos no fue tardía, llegaron y llegaron para contribuir con su sensibilidad la sublimación de los recuerdos amargos.

Tampoco fue tardía la llegada del grupo multidisciplinario “Mechanical animals”
Marina, una de sus más destacadas integrantes decidió ofrecer un concierto en el Teatro de la Ciudad , esto antes de que comenzaran las obras de restauración del mismo, se avisó a La Ciudad del evento, y el permiso fue concedido, por supuesto después de un engorroso proceso de aprobaciones y papeleos.

image

En la mañana del día del concierto, Solya escuchaba la música de la Artista llamada Marina en su estudio, ella gusta de acompañarse con música mientras trabaja.

Trazaba líneas con destreza sobre el plano monitor, al tiempo que estos se dibujaban en la proyección holográfica proveniente de su mesa de trabajo.

Solya quería hacer una pieza escultórica para el patio principal del Teatro, mucha gente se reunía ahí en los intermedios de los espectáculos. Había trabajado ya varias horas.

Sólo que nada le satisfacía.

– No se rompa la cabeza.

La voz que la sacó de su concentración era conocida.

-No me diga lo que tengo que hacer, o cómo hacerlo.

A Solya no le gustaba ser interrumpida.

-Perdóneme, no quise molestar, pero la puerta estaba abierta.

– Cualquiera que irrumpe así a un lugar debe ser alguien lleno de confianza en si mismo.

En el umbral de la puerta se reveló la figura de un hombre delgado, con el cabello alborotado, su mirada era profunda.

– Sólo venía por mi encargo.

-Usted es el Profesor…

-Ese mismo ¿Tiene lista la electroimagen?

-Si aquí está.

Solya se acercó al otro extremo de su estudio, hasta llegar a la pared donde se hallaban varias gavetas cerradas, las puertas de estas gavetas estaban camufladas en el muro, posó una de sus manos sobre la pantalla del escáner, las gavetas se abrieron y un par de brazos hidráulicos automatizados extrajeron delicadamente la pieza.

Solya desprendió el marco metálico de las pinzas de estos ayudantes mecánicos y llevó la pieza frente a su cliente. Las electroimágenes son básicamente el resultado de un encapsulamiento de la luz entre dos piezas de cristal afianzadas en un marco metálico, así, la obra de Solya resplandecía delicadamente frente a los ojos de El Profesor.

Realmente hay algo encantador en el hecho de ver una electroimágen, puedes ver la figura atrapada y delicados destellos en ella, se registra todo, una combinación de color, matices, gamas, la presión de los trazos, las texturas, son piezas dignas de adquirir si sabes apreciar el Arte gráfico.

-Aquí tiene.

La electroimágen era un retrato de Marina, la misma artista que llenaba el ambiente con la música.

-Es perfecta.

-Me alegra que le guste.

-Es muy importante para mi.

-¿Conoce a Marina?

– Si, somos amigos desde hace mucho tiempo. Le entregaré este retrato en el concierto que ofrecerá hoy.

– ¡Vaya! Espero que esté complplacida, yo admiro su trabajo desde hace tiempo también.

-¿Qué haría usted con todo el tiempo del mundo en sus manos?

El Profesor observó el brillo en la mirada de Solya estaba incluso sonrojada.

– ¿Cómo? Pues, verá…

-Respóndame después.

-Pero, no lo entiendo, me pregunta algo raro, de manera sorpresiva y luego quiere que…

-Ya lo sé, creo que es un buen pretexto para que pueda verle en otra ocasión.

-Disculpe, pero no creo que sea apropiado.

-No lo sabe aún.

Solya estaba algo turbia en su razonamiento, esa pieza era para Marina, después, la pregunta de su cliente, luego esa forma peculiar de pedirle un encuentro más social que profesional, demasiadas ideas que llegan justo en medio de un proceso creativo.

-Mire déjeme proponerle algo, entreguemos juntos este trabajo a Marina, acompáñeme a la presentación, después me responde la pregunta que le hice.

Solya, tal vez en otra ocasión habría desaprobado su respuesta, pero esta vez no lo hizo, seguramente era el deseo de conocer en persona a Marina, seguro la emoción venció su razonamiento y principio de no socializar con sus clientes.
Después de eso quiso decir algo:

-Está bien, pero debe saber que únicamente acepto porque, porque quiero conocer a Marina.

-Entiendo, yo estaré encantado con ello, será una agradable experiencia sentir y ver tanto Arte reunido.

-¿Qué quiere decir?

-Que me gustará mucho que me acompañe, creo que es usted virtuosa y además creo que es usted también una obra de Arte. Pasaré por usted en 3 horas ¿ Le parece bien?

Solya, sonrio y simplemente asintió.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s